EL MANEJO DE LA IRA

La IRA manifestada como Agresividad en los seres menos desarrollados como los animales cumple funciones específicas relacionadas con su supervivencia y definición de territorios como por ejemplo: la consecución del alimento hace necesaria la fiereza para cazar, comer y sobrevivir, también en la defensa de su territorio a menudo algunos animales manifiestan intensa IRA cuando ven amenazado su espacio, su presa, o su hembra, en estos casos ésta emoción es necesaria porque los animales no tienen ninguna otra opción, es la forma más rudimentaria de conducta de supervivencia.


En los seres humanos la realidad es otra, pues como seres superiores estamos dotados de otras posibilidades, capacidades superiores, de talentos de la mente y del espíritu, para lograr los objetivos en la vida, los cuales a su vez van mucho más allá de simplemente sobrevivir.

La IRA es energía destructiva que se crea y muchas veces se acumula a causa de una inadecuada elaboración de un estímulo externo, es decir, si se ha adoptado el hábito de enfadarse cada vez que algo que pasa NO es agradable así la IRA se manifiesta o se reprime dentro de uno mismo.


En los dos casos es perjudicial, Si se guarda se está sembrando resentimiento, depresión, malestar y en suma sentimientos negativos en el ser interior, lo que se va a manifestar en actitudes inadecuadas ante la vida y en un comportamiento inapropiado, que nos aleja de las metas. Si se manifiesta, habrá problemas interpersonales que a la vez afectan negativamente la auto-estima.

Por lo anterior NO es conveniente guardar esta emoción negativa sino enfrentarla y procesarla cada vez que sucede hasta ir adquiriendo el control necesario de la misma y que no nos afecte negativamente ya que no solo le afecta a la persona que la siente sino a todo su entorno y la única persona que puede evitarlo es la propia persona con voluntad y decisión.


La IRA manifestada como “mal genio” como popularmente se le llama, es tanto, desde el punto de vista psicológico como físico destructiva y paralizante bloquea a la persona y está permanentemente en acecho de la menor circunstancia adversa para desencadenarse como energía negativa e impedir que las cosas salgan bien.


La IRA se alimenta de más IRA en un círculo vicioso que hay que cortar, pues ésta emoción es una elección, un mal hábito, una reacción aprendida ante la frustración, es inútil, no tiene compensaciones, es debilitante, físicamente puede ocasionar diversas enfermedades como hipertensión, úlceras, insomnio, migrañas, cáncer, entre otras.


La IRA aleja a los seres que se aman, produce conflictos en todas partes, impide realizar con éxito las tareas. Como todas las emociones la IRA es resultado de un pensamiento, no es algo que simplemente sucede, esto significa que SI se puede tener control voluntario sobre ella, se puede desechar cuando se decida, aceptando que ni el mundo ni las personas son como uno desea y teniendo claro que la ira NO ayudará a mejorar la situación sino a empeorarla. Si se trata de los hijos, existen estrategias encaminadas a lograr que los niños cumplan con sus deberes escolares, sin tener que recurrir a la violencia como consecuencia de la IRA, y por lo tanto sin sus implicaciones negativas.


Hacer un buen manejo de la IRA y desarrollar mayor tolerancia a la frustración implica que ante una situación generadora de Ira hay que escoger una de estas 3 opciones: aceptarla, dejarla o acomodarse a esa situación, hay solo esas tres opciones.

Si nos molesta el comportamiento de los demás hay que empezar a entender que cada cual asume las consecuencias de sus actos y cada persona adulta tienen derecho a ser lo que elijan ser incluso los hijos adolescentes así esto NO sea lo que queremos. Si los seres que se ama según su punto de vista están errados solo ellos pueden repararlos, se puede dialogar pero solo ellos pueden decidir cambiar o no, si se toma consciencia de ésta posibilidad se quitara una enorme carga emocional de encima y le quedara más fácil acceder a su armonía interior cada vez que sobrevenga la emoción de la IRA.


Nunca use la violencia o el chantaje emocional para lograr algo, esto es altamente dañino y no logra resultados reales en los demás. Si el comportamiento de familiares o allegados le afecta, se debe intentar que ellos mismos decidan cambiar, manifestando esa incomodidad, o de lo contrario se está en libertad de tomar la decisión pertinente.


Es posible cambiar las facetas negativas de la personalidad si se conocen y uno se propone, entonces porque no decidir cambiar la IRA que produce malestar e infelicidad, por la calma y la paz interior que conduce a ser personas realizadas y felices.

Quiénes están presas de la IRA son personas que funcionan en el nivel más bajo de evolución que es el nivel emocional puro sin ser moldeadas por los talentos de la mente y/o del espíritu.


En casos de Ira crónica, sin embargo muchas veces ya hay alteración del sistema nervioso, es decir ya estamos ante un proceso de Estrés propiamente dicho y en estos casos convendría ayuda profesional de base a la par con los ejercicios, puesto que ya hay una susceptibilidad acentuada y por ende una difícil y/o lenta respuesta por parte de estímulos voluntarios.


EJERCICIO PARA TENER CONTROL DE LA IRA

Si se lleva a cabo de forma juiciosa y consciente se puede poco a poco tener control total sobre este flagelo y llevar una vida tranquila y armoniosa, además notara como las situaciones de su vida mejoran al tener mejor actitud ante la vida


1- Primero y como parte de todos los ejercicios se debe hacer Relajación profunda periódicamente y antes de iniciar estos ejercicios y Mínimo una vez semanal, lo óptimo 10 minutos diarios al iniciar su jornada laboral o en las noches, esto le servirá profundamente para tener mayor control de su mente, de su cuerpo y tener contacto con su ser interior.


2. Anotar todas las situaciones que hasta el momento y en el pasado han sido para Usted fuente de IRA. (ej: que le interrumpan, que le mientan, etc.)


3- Evaluar cuál es la característica común en todas ellas que le disgusta, por ejemplo, perder el control de algo, o las ofensas, los abusos etc. y cuál es la forma como usted ha reaccionado, si usted ha avaluado las circunstancias del otro, como se ha sentido y si ha logrado tener los cambios que usted deseo.


4- Una vez detectadas las situaciones productoras de IRA al hacer los ejercicios de relajación profunda imaginar que suceden estas situaciones una a una y que usted responde de una forma tranquila y relajada basándose en las soluciones y no a las causas, sin ofender ni atacar, prevenir que no sigan sucediendo actuando de forma positiva pero firme.


5- Durante una semana cada vez que suceda algún evento productor de Ira No reaccione, deténgase, respire profundo por unos segundos después de eso concéntrese en buscar Soluciones al problema, haga un esfuerzo voluntario para posponer las correcciones que tenga que hacer primero enfóquese en resolver la situación actual. Una vez logre hacerlo felicítese, usted lo ha logrado.

Después de haber pasado la situación más difícil de enfrentarse al estímulo desencadenante de ira exitosamente usted ya es capaz de hacer las correcciones necesarias sin dejarse llevar por la emoción, de forma serena y calmada, hará lo necesario para que no vuelva a ocurrir esta situación.

Se dará un punto (1) cada vez que logre sobreponerse a la IRA y elegir la calma y la razón actuando a un nivel humano superior, si no pudo hacerlo del todo no se desanime esto es cosa de tiempo y paciencia debe seguir intentándolo en forma continua hasta que se transforme en un hábito.

PRACTICA No. 2 (Opcional) Técnica de la prosternación

OBJETIVO Avanzar sobre el control sobre la ira.

Esta práctica consiste en huir de la situación tan pronto como ocurra el incidente productor de IRA y no retornar a él sino cuando haya pasado un tiempo mínimo de 10 minutos durante los cuales Usted ha iniciado un proceso de relajación mental y muscular profunda y ha evaluado la situación usando sus talentos mentales y espirituales hasta lograr aplacar r la ira.

Póngase cómodo en una situación apacible, cerrar los ojos, respirar profundamente contando hasta 4 en la aspiración y 12 en la espiración…

También puede escoger una escena, las imágenes que Usted quiera, pueden referirse a una experiencia ya vivida con anterioridad o simplemente una escena o imágenes que asocie con tranquilidad, sosiego y alegría, repasarlas varias veces en su mente. También puede comprar un CD de relajación o escuchar un video con música relajante.


Cuando se siente listo volver a la situación generadora de IRA y trabajar en nuevas elaboraciones mentales en esa situación, cambiar los pensamientos que propician el impulso, poner de relieve los objetivos que usted desea y como alcanzarlos de una forma racional, debe tener en ese momento claridad en como una actitud basada en lo emocional lo perjudicará, y en cuáles serán los pasos necesarios para acercarse a su meta, o buscar otros propósitos si definitivamente éstos no son posibles. Sienta el alivio de estar relajado, tranquilo, SIN IRA, usted no necesita lastimarse así mismo con ese malestar para resolver el problema, deseé ese regalo y decida preservar para siempre y sobretodos las cosas su paz emocional.


A pesar de que al principio este ejercicio podría parecer difícil, en la misma medida se notará que disminuye la emoción en forma notable y lo más importante se podrá experimentar por sí mismo que SI es posible tener control total sobre ésta emoción. No hay que bajar la guardia, hay que seguir haciendo este ejercicio hasta que la actitud ante la vida este basada en el manejo y formación de las emociones por estancias superiores como la mental y la espiritual.

Anotar semanalmente las veces que usted pueda superar con éxito situaciones productoras de IRA. Si se hace a consciencia con el tiempo notara notables mejorías en sus reacciones y en su estado emocional. Haz tus comentarios en: so@mejorvivir.com