EL PODER DE LA PALABRA

“No siempre los puñales están en la mano, muchas veces están en las palabras, dijo Shakespeare. Así es y todos debemos ser bien conscientes de las palabras que pronunciamos con ligereza. Un sabio decía que si los seres humanos valoraran el poder de la palabra casi siempre estarían callados.

Las palabras no son solamente sonidos que transmiten un contenido, una información, sino elementos portadores de significados que afectan los sentimientos y pensamientos.

Antes de salir una palabra de la boca hay un pensamiento, una idea que se pretende expresar por medio de palabras.

Sin embargo, muchas veces se habla en forma tan mecánica que las palabras ya no expresan realmente lo que se quiere decir sino que simplemente se repite un patrón, un hábito.

Es por medio de palabras ya sean escritas o habladas que los seres humanos se comunican.


Hay otro lenguaje que es el “no verbal” que también comunica e influye de igual forma que la palabra sobre sentimientos, emociones y pensamiento, que es el de las actitudes, los gestos, la mímica, las posturas, etc. Y que generalmente acompaña al lenguaje verbal.


Cuando se hace referencia a una sana comunicación, las palabras habladas o escritas deben ser congruentes con el lenguaje no verbal, es decir si se dice “te quiero”, ese contenido emocional debe estar corroborado por las actitudes, gestos, etc., si no es así se está ante una comunicación inadecuada que confunde al receptor, induce malas interpretaciones y dificulta las relaciones interpersonales.


La palabra tiene un enorme y rotundo poder sobre el comportamiento y sentimientos es un medio muy usado de comunicación que no transmite solamente información sino que también impone conductas al influir sobre emociones y sentimientos, a la vez se influye sobre el pensamiento, es decir funciona como un boomerang, devuelve con experiencias y realidades lo que significan en el sub-consciente.


Los pensamientos son veloces y se manifiestan más lentamente a través de la palabra, es por eso necesario tomarse el tiempo necesario antes de hablar, para organizar los pensamientos que a menudo se acumulan y recargan en contenido emocional que no es tan fácil de convertir en palabras adecuadas y se termina diciendo cosas que no se quiere decir.


Por medio de la palabra se refuerza el pensamiento, o sea se alimenta el diálogo interno y simultáneamente se determina hacia donde se dirigirá el poder de la mente sub-consciente, ya que dependiendo de la naturaleza de los mensajes que se tengan en el sub-consciente sean estos positivos o negativos así mismo se atrae realidades y experiencias positivas o negativas.


Lo que es muy importante mencionar aquí es la estrecha relación que existe entre la palabra y el pensamiento o diálogo interno y así también con la personalidad y la mente sub-.consciente, se verá como estos elementos se retroalimentan continuamente y como por medio de cambios radicales y voluntarios en los hábitos se puede en el tiempo cambiar patrones negativos de comportamiento y de comunicación verbal y no verbal inapropiados por positivos.

La relación del hombre con el entorno se realiza por medio de palabras, o sea el lenguaje ya sea escrito o verbal, La palabra tiene el poder de causar impacto emocional en el receptor ya sea positivo o negativo dependiendo como se la use, si para halagar o maltratar.


Una sola palabra mal utilizada puede ocasionar mucho daño a una persona sobre todo si esta es vulnerable o niño pues éstos últimos alimentan su incipiente auto-estima con la aprobación que otros hacen de ellos, principalmente por medio de las palabras, éstas hieren dejando cicatrices prácticamente imborrables en el sub-consciente que son las causantes de innumerables desórdenes afectivos y/o de comportamiento posteriores.


Ejemplo de mensaje inadecuado:

Usted le dice a su cónyuge: “porqué siempre haces las cosas mal”!

(Mensaje con contenido de: Crítica y culpa)

Se puede cambiar por otro como: Que tal si lo haces así!


Ejemplo2:

La madre le dice a su hijo: “Eres agresivo, desordenado, desobediente.”

(Mensaje con contenido de humillación, reproche, culpa, rechazo que va hacia la persona.)

Es necesario evitar esos contenidos y cambiar la frase que vaya hacia el comportamiento no hacia la persona por una frase como:

Es necesario que mejores tu comportamiento, sigas las normas, tengas un mejor orden, y/o te expreses de mejor manera la próxima vez, que tal si respondes de esta forma.


Ejemplo3:

Esposa le dice al esposo: “Es que de ti puede uno esperar cualquier cosa!”

Mensaje de humillación, reproche, culpa

Es necesario evitar esos contenidos y cambiar la frase por una como:

Entiendo que eso te haya pasado pero te pido que tengas más cuidado la próxima vez!


Cuando se comunica algo verbalmente existe también la posibilidad de que no haya un contenido afectivo y el, mensaje sea simplemente informativo y sea ésta información neutral emocionalmente para el receptor, sin embargo aún en contenidos neutrales es posible que haya impactos emocionales en ciertas personas o por diferentes razones particulares.


Si se dice una palabra equivocada, se hace que el pensamiento del receptor se “distorsione” al elaborar ese contenido y produzca una palabra congruente con ese nuevo significado, a su vez ésta palabra expresa un pensamiento que se cree que es de uno cuando no es así, afectando el diálogo interno y la personalidad en forma negativa.


Hay que poner mucha atención a lo que se dice haciendo énfasis en lo que se piensa, es decir si se controla el pensamiento, se controlan las palabras, también los sentimientos y comportamiento en una cadena de retro alimentación continua.

Hay que buscar las palabras apropiadas, dando precisión a los mensajes, hacerlos directos y claros tanto para uno mismo como para los demás, y además darle el sentido emocional deseado.


Son muchas las ventajas que se obtienen cuando se domina este método de análisis pre-verbal, pues al determinar con claridad el pensamiento, se conduce a dar claridad a las palabras, estructura a la personalidad, congruencia entre pensamientos, sentimientos emociones y acciones, ello genera mayor seguridad en uno mismo, conlleva a la capacidad de tomar decisiones acertadas y con criterio y sobre todo a mejorar las relaciones interpersonales a medida que se mejora la relación con uno mismo, los sentimientos asociados a estos cambios son muy satisfactorios y profundos.


No se puede olvidar que hay poder en las palabras, el poder de hacerse uno mismo responsable de la propia vida, para ello hay que ser responsable de los pensamientos que las preceden, estas determinan y pueden cambiar el grado de auto-estima, proporcionando mayor salud emocional y bienestar.


Para Mayor información o psicoterapia por favor escribir a so@mejorvivir.com o consultar totalmente gratis entrando a esta pagina web opción Consulta.